¿Por qué la psiquiatría es una ciencia?

¿Por qué la psiquiatría es una ciencia?

Carlos De Los Ángeles

Tiene apariencia de una pregunta tonta. Pero no lo es.

En los últimos tiempos y a partir de las controversias desatadas por el insalvable DSM-5 muchas veces se nos cuestiona en ese sentido. Esos cuestionamientos provienen desde muchos litorales del pensamiento del Siglo XXI.

Vivimos momentos en los que la antipsiquiatría puede sorprender a algunos inexpertos o noveles. Es tiempo de clarificar las cosas.

Para que un distrito del saber sea considerado ciencia se exige que por lo menos tenga:

a) Un objeto de estudio propio. Esto es que la totalidad del objeto de estudio no sea investigado por ninguna otra ciencia en particular.

b) Que posea uno o más métodos científicos que le permitan operacionalizar dicho estudio. Es decir que en su estrategia de indagación dicha ciencia cuente con métodos de estudio que le sean propios.

c) Que dicha ciencia cuente con un arsenal terapéutico propio, o sea que pueda tratar su objeto de estudio mediante estrategias distintivas que le sean de su uso peculiar y privado.

Mario Bunge, epistemólogo y filósofo de la ciencia argentino en su obra “La ciencia, su método y su filosofía” y del cual hice una reseña en mi libro “Ciencia, Razón y Fe” (2004), exige diez condiciones básicas para que un área del pensamiento y la praxis sea considerada como ciencia.

Bunge plantea que una ciencia debe poseer:

1- Una comunidad de sujetos que cultiven dicha ciencia.

2- Una sociedad que le sirva de anfitriona.

3- Objetos de estudio que les sean propios.

4- Una filosofía inherente a ella.

5- Un conjunto de herramientas lógicas o matemáticas. Un fondo formal.

6- Un conjunto de supuestos tomados de otros campos o fondo especifico.

7- Una problemática propia.

8- Un conjunto de conocimientos acumulados en ella.

9- Objetivos propios.

10- Una metódica o conjunto de métodos utilizables.

Si nos acogemos a una visión amplia, global y fenomenológica de la psiquiatría veremos que cumple con esas exigencias.

Las pseudociencias como la hipnosis, el hipnoanálisis, la parapsicología, la astrología, el coaching, etc. tienen creyentes, pero no tienen investigadores.

A la luz de estos preceptos vamos a centrarnos en los tres asuntos centrales y a los cuales Francisco Alonso-Fernández da respuesta.

¿Tiene la psiquiatría un objeto de estudio propio?

Si. El objeto de estudio propio de la psiquiatría es el hombre-enfermo-psíquico en su más amplia acepción. Ninguna otra ciencia le tiene por objeto de estudio en su totalidad. La psiquiatría estudia las desviaciones (Trastornos) y las enfermedades mentales a través de la psicopatología, no importa si se toma como una patología de lo psíquico o como una psicología de lo patológico. Por esta razón, la principal obra del maestro Kurt Schneider que se había publicado siempre como “Patopsicología Clínica” en su última edición es titulada como “Psicopatología Clínica”. La psicopatología es cultivada tanto por psiquiatras como por psicólogos y ella en sí misma debe considerarse como una ciencia.

La ciencia es teórica, mientras que sus aplicaciones prácticas corresponden a lo que llamamos técnica. El psiquiatra en la vocación practica, cuando es “hombre-curador” es un técnico, pero cuando realiza la historia clínica y la analiza desde el punto de vista teórico o psicopatológico es un científico. Aunque esta distinción ya no es absoluta debido a la irrupción de las actuales tecnociencias.

La ciencia casi siempre discurre de la observación a la experimentación, de la experimentación a la conceptualización y de los conceptos a la formación de teorías.

¿Tiene la psiquiatría métodos que les son propios?

Si. La introspección es un método propio de la psiquiatría, así como el método fenomenológico-descriptivo utilizado en todo el mundo para realizar la historia clínica psiquiátrica. Dicho arsenal metodológico se ve fortalecido por otros métodos como la inducción, la deducción y las estadísticas.

¿Tiene la psiquiatría un tratamiento específico y propio para su objeto de estudio?

La psicoterapia es la estrategia de tratamiento propia de la psiquiatría para los trastornos mentales. Tanto la farmacoterapia como la socioterapia son estrategias terapéuticas tomadas prestadas a la medicina y la sociología respectivamente.

Ahora bien, ¿A qué tipo de ciencias pertenece la psiquiatría?

Si tomamos la clasificación de las ciencias de Wilhelm Dilthey quien postula dos tipos de ciencias: Las naturales y las histórico-culturales (Humanidades como les llamó el genio de Ortega y Gasset) tenemos que acotar con F. Alonso-Fernández que la psiquiatría es una ciencia mixta, montada a caballo entre las ciencias naturales y las humanidades. Para Dilthey el método de la explicación (Causa-Efecto) es el propio de las ciencias naturales. Esto es que la explicación indagará sobre las causas de los hechos de la naturaleza (Ej. Cómo se produce la sensación de dolor en una ulcera gástrica); mientras que la comprensión es el método propio de las ciencias del hombre o humanidades. Esto es que mediante la comprensión tratamos de descubrir las “conexiones de sentido”, “legitimidad de sentido” o sea “motivos” de los hechos histórico-culturales (Ej. Con la irrupción del delirio el paciente psicótico pierde la legitimidad de sentido de la vida psíquica. En la psicosis el sujeto se vuelve “otro Yo”. Se vuelve incomprensible desde el punto de vista psicológico. A esto le llamamos ruptura de la continuidad de sentido de la vida psicológica).

Heinrich Rickert plantea que la naturaleza es todo lo nacido de sí, oriundo de sí y entregado a su propio crecimiento de tal modo lo separa de la “artificialeza” creada por el hombre.

En la actualidad asistimos a la consolidación de un nuevo tipo de ciencias llamadas Tecnociencias que están mediadas por las modernas computadoras y aceleradores de partículas como los aparatos de tomografía y resonancia magnéticas, como también los sonógrafos.

Para Dilthey todo saber debe ser analizado a la luz de la historia. Todo saber debe ser aprehendido en el flujo histórico de la vida. “La vida es una misteriosa trama de azar, destino y carácter”.

La psiquiatría se independiza cuando Emil Kraepelin postula la concepción del trastorno mental como una enfermedad en el sentido medico tradicional. La OMS (1961) plantea que durante el Siglo XX la psiquiatría alcanza el carácter de disciplina científica independiente con problemas y métodos propios.

F. Alonso-Fernández sostiene que la psiquiatría se presentó como ciencia hace unos doscientos años y cita a Wilhelm Griesinger (1817-1868) quien señalo que la psiquiatría es a la vez ciencia natural y ciencia cultural, pero que su condición de ciencia cultural se volatilizará en el momento en que los conocimientos sobre las enfermedades psíquicas, en cuanto enfermedades del cerebro sean más completos. Griesinger es el autor de la frase “las enfermedades mentales son enfermedades del cerebro” que tanto place a los organicistas, sin embargo este mismo autor defendió la tesis psicologicista de la “Psicosis Única”.

Alcmeon de Crotón e Hipócrates ya habían señalado la importancia del cerebro en las percepciones y sensaciones el primero, y el segundo que las enfermedades mentales eran enfermedades del cerebro que cursaban sin fiebre.

El hecho es que la concurrencia de centenares de miles de investigadores y pensadores sobre el psiquismo y sus trastornos, así como la acumulación sostenida de conocimientos ha permitido la constitución de una Doctrina Psiquiátrica que hemos venido delineando en este ensayo. El hecho de que en toda la humanidad se le haya dado acogida como ciencia a la psiquiatría apuntala aún más su condición de ciencia.

La psiquiatría utiliza dos criterios de verdad: El juicio de realidad y el juicio de sentido.

Debemos reconocer con Alonso-Fernández que debemos procurar erradicar de la psicopatología, no a la filosofía, sino a la especulación filosófica.

En la formación de un médico residente de psiquiatría es fundamental que se le entrene en el cuerpo doctrinal de nuestra ciencia, esto es el conjunto de principios y conocimientos que le dan coherencia y validez a la psiquiatría.

La psiquiatría hace frontera con diversas ciencias o campos del saber como son: La neurología, psicología, medicina, sociología y la filosofía.

En la actualidad la psiquiatría como todas las ciencias viene a ser potenciada por las Ciencias de la Complejidad constituidas por:

1- Teoría General de Sistemas.

2- Teoría de la Información.

3- Teoría del Caos.

4- Geometría Fractal y,

5- Cibernética de Segundo Orden.

Una fuente adicional de la complejidad es la Lógica Difusa.

Por todas las razones expuestas que a nadie le quepa ninguna duda: La psiquiatría es una ciencia con todas las de la ley.

 

 

  

Publicado en Psicología y Psiquiatría

Entrar

Categorías