¿Es antipsiquiatría la critica al DSM-5? Allen Frances

Allen Frances

Profesor emérito de la Universidad de Duke

¿Es antipsiquiatría la crítica al DSM-5?

Publicado: 05-24-2013 11:21 am EDT actualizado: 07-24-2013 5:12 am EDT

La Asociación psiquiátrica americana nunca ha abordado las cuestiones sustantivas planteadas acerca de DSM-5. Por el contrario, siempre ha seguido la recomendación de relaciones públicas para repetir indefinidamente el mismo mantra sin sentido de que muchos expertos han trabajado duro en DSM-5 y que refleja lo último en la nueva ciencia, y que fue el proceso más abierto alguna vez.

Cuando más de 50 asociaciones de salud mental solicitan una revisión independiente basada en la evidencia de las controvertidas nuevas propuestas en el DSM-5, APA no hizo caso. Cuando los líderes DSM-5 y yo hemos sido invitados para debatir, siempre se niegan a reunirse cara a cara y para discutir las cuestiones punto por punto. Su no hablar, sus oídos sordos ha privado DSM-5 de una oportunidad muy necesaria para ser corregida antes de su publicación.

Lo último en relaciones públicas esponjosas de la APA ha venido del Presidente de la Asociación psiquiátrica americana. Ha realizado dos declaraciones asombrosas–que la crítica al DSM-5 es equivalente a criticar a la psiquiatría y que significa estigma contra las enfermos mentales.

Patrick Landman, un prominente psiquiatra francés que ha escrito un excelente libro sobre DSM-5, escribió esta entusiasta respuesta a esta nueva ofensiva de relaciones públicas de APA:

Seamos claros oponerse al DSM-5 no es oponerse a la psiquiatría. Recientemente, el liderazgo de APA ha estado retratando toda oposición contra DSM-5 como una forma de la antipsiquiatría. Esto es una tontería.

Semejante retórica pretende desacreditar a los críticos del DSM-5 para no tener que responder a sus argumentos serios y bien documentados”.

“La oposición a los métodos del DSM-5 y sus cambios proviene de todo el mundo e incluye decenas de miles de psiquiatras, psicólogos clínicos, los consejeros, trabajadores sociales y otros profesionales de la salud mental”.

Las personas que se oponen a DSM-5 pertenecen a muchas diferentes escuelas de pensamiento, pero se unen en la preocupación de que esta revisión no es segura ni científicamente sólida. Estamos todos profundamente comprometidos con la psiquiatría y no podemos ser vistos por cualquier vía de imaginación como antipsiquiatras. De hecho, intentamos salvar la psiquiatría de los errores del DSM-5”.

El argumento del estigma es igualmente una cortina de humo. Estamos profundamente preocupados con la dignidad y los derechos de todos los usuarios de la psiquiatría y comprometidos con la lucha contra todas las formas de discriminación contra los enfermos mentales”.

“Los que nos oponemos al DSM-5 no rechazamos la clasificación de los trastornos mentales. Consideramos que es esencial para la epidemiología, la investigación y trabajo clínico. Lo que nos convocó es la fiabilidad específica, validez y utilidad de los nuevos diagnósticos del DSM-5 y también la forma cerrada y desorganizada en el que fue preparado”.

Incluso los críticos del DSM-5 que cuestionan su modelo biomédico reduccionista no cuestionan una contribución biológica al trastorno mental. Ellos están a favor de avances científicos reales, pero se niegan a aceptar una ideología puramente biológica. Ellos no rechazan el uso de medicación cuando es útil para lograr una recuperación o remisión de pacientes”.

“Por último, decir que el DSM-5 conducirá a sobrediagnóstico y sobremedicalization de las formas de comportamiento que durante mucho tiempo han sido percibidas como parte de la variación humana normal (por ejemplo, luto) y que el DSM-5 desencadenar nuevas epidemias falsas y llevan a prescripciones de drogas inadecuado que pueden llegar a ser peligroso (especialmente en niños) no tiene nada que ver con la antipsiquiatría yo prefiero acuerdos con sentido común y… Sí, la defensa de la psiquiatría”.

Gracias, profesor Landman. Sería maravilloso verte debatir con el Presidente de la APA sobre esta cuestión- si la oposición a DSM-5 es realmente favorable a la psiquiatría o a la antipsiquiatría. Con seguridad podemos apostar quién iba a ganar, pero también ese debate nunca sucederá. Relaciones públicas APA nunca lo aprobaría.

Así que lo que tenemos es un flujo continuo de fanfarronería de una APA desesperada–y no te sorprendas por la falta de sustancia DSM-5. Es imposible defender lo indefendible.

Allen Frances es profesor emérito de la Universidad de Duke y fue el Presidente de la fuerza de tarea de DSM-IV.

 

Publicado en GUIA DOMINICANA (GEDI-I)
  • Miguel

    Para nada que ver la critica al DSM-V con la Antipsiquiatria. En 1985 publicamos “Ronald Laing: Un ave sin paraíso”, a propósito del libro de Laing “The Bird of Paradise”, y podemos decir que la DSM-V constriñe y esquematiza TODO…(lo poco que hemos leido, a decir verdad), ¿Es que no hay desviaciones starndards de la conducta humana?
    Miguel

Entrar

Categorías